¿Fue La Ausencia De Marcelo Flores La Causa Del Fracaso De México Sub-20?

El Tri no irá al Mundial de Indonesia ni a los Juegos Olímpicos de París.

Un ciclo de sueño no es suficiente para reducir el shock. La selección mexicana sub-20 cayó ante Guatemala en las eliminatorias Concacaf y las consecuencias son catastróficas: el Tri no irá al Mundial de Indonesia 2023 ni tampoco a los Juegos Olímpicos de París en 2024.

A la hora de procesar el fracaso, los analistas y los fans se concentran ahora en buscar excusas y apuntar culpas. Y uno de los argumentos que más se repite a la hora de explicar el desastre es la ausencia del juvenil del Arsenal Marcelo Flores, quien no fue convocado al torneo. 

¿Por qué Marcelo Flores no jugó con México Sub-20?

La decisión de dejar a Marcelo Flores fuera de la competencia no fue un capricho del técnico Luis Pérez, sino que una decisión consensuada con la selección adulta dirigida por Gerardo Martino y el Arsenal, club dueño de su pase.

De hecho, era de conocimiento público que los Gunners cedieron al jugador – que busca un boleto al Mundial de Catar 2022 – para integrarse al Tri adulto durante la última fecha FIFA, pero no para las clasificatorias sub-20 por dos razones especificas:

  • El campeonato Concacaf se jugaba fuera de una ventana FIFA
  • Querían a Flores disponible para la pretemporada del primer equipo del Arsenal

Embed from Getty Images

A la hora de aceptar las condiciones, uno imagina que México hizo cálculos y consideró que la clasificación podía conseguirse sin él.

Pero con la eliminación consumada, obviamente, es fácil pensar que la cosas podrían haber sido diferentes con Flores en el campo. 

Las razones del fracaso de México Sub-20

Por supuesto, reducir todo a la presencia / ausencia de un jugador es algo desproporcionado. No hay que negar que la falta de Flores pudo haber cambiado el destino, pero la verdad es que a la hora de entender situaciones como esta, generalmente, hay más de un factor involucrado. 

Para mí, un elemento crucial en el fiasco es la falta de experiencia profesional de los seleccionados de este plantel. Con excepción de Fidel Ambriz con 1.311 minutos en el equipo titular de León y de Bryan González con 853 en Pachuca, el resto de los jugadores lucen poco o nada de recorrido en la primera división del fútbol mexicano.

Embed from Getty Images

Y el detalle no es menor. El roce que da el profesionalismo muchas veces da experiencia para manejar situaciones adversas como las que el Tri Sub-20 vivió ante los chapines: ir en desventaja más las dificultades de penetrar la defensa de un equipo que se echó atrás sin asco.

El escaso rodaje de los juveniles mexicanos no es solo una impresión subjetiva. Un estudio del CIES Football Observatory publicado en marzo de 2022 puso a la Liga MX en el Top 10 de las competiciones que menos minutos le da a jugadores sub-21 (un 4,2% del total de minutos disputados en una temporada).

Demoledor.

Sin embargo, la cúpula de la Liga MX se obstina en ver otra cosa. Solo horas antes de la eliminación, el presidente Mikel Arriola – en el marco de un acuerdo con la Serie A de Italia – advertía con elocuencia al mundo europeo que "México es uno de los mejores formadores de jugadores en el mundo".

Irónico, ¿no? Lo cierto es que esa complacencia también es parte importante del problema, ya que los clubes se inventan una realidad de que todo va viento en popa en vez de trabajar e invertir en potenciar el desarrollo de sus futbolistas. 

Y en ese escenario no es de extrañarse que la ausencia de Flores – quien curiosamente no es fruto del sistema juvenil mexicano – sea una excusa más simple de esgrimir que enfrentar los problemas de fondo.

Finalmente, y no es por tirarle un salvavidas al fracaso, tampoco hay que mirar en menos el papel de la suerte. Ante Guatemala, México tuvo una posesión del 70% y disparó al arco en 33 ocasiones (12 dentro del marco), mientras que los chapines sacaron petróleo con apenas uno de los tres remates que pusieron entre los palos defendidos por José Eulogio.

No sé ustedes, pero si el partido se repitiera otras 10 veces – sin Flores en el campo – estoy seguro que el resultado no acabaría a favor de Guatemala.