La Maldición De Reinaldo Rueda: País Al Que Va Entra En Crisis Social

Honduras, Ecuador, Chile y ahora Colombia. La desafortunada coincidencia del entrenador.

Todos conocemos, más o menos, la maldición de Aaron Ramsey. En caso que no, un rápido recordatorio: cada vez que hace un gol, muere un famoso. Obviamente es una exageración, pero hay varios ejemplos de coincidencia que a uno lo hacen pensar. Y en esa línea, aquí presentamos una nueva maldición, la maldición de Reinaldo Rueda. ¿En qué consiste? Nación que dirige entra en crisis social.

Casos de exposición: Honduras, Ecuador, Chile y Colombia. Hay hasta un meme dando vueltas.

Meme Maldicion Rueda

Rueda, o Triple R para los amigos, tiene una vasta trayectoria como director técnico y mucha de ella no tiene elementos que a uno lo hagan sospechar de esta desafortunada coincidencia. En sus inicios como entrenador de equipos colombianos, el problema del estado con carteles de drogas y las FARC venía de antes, por lo que es difícil achacarle alguna influencia.

Además, la teoría no funciona en clubes, porque nada relevante en lo social pasó cuando dirigía a Atlético Nacional o Flamengo.

La maldición de Reinaldo Rueda

La cuestión en con selecciones y aquí es hora de explayarse.

Con Honduras estuvo entre 2007 y 2010 y lideró un proceso que terminó con los catrachos en el Mundial de Sudáfrica 2010. No obstante, fuera de la cancha, la nación centroamericana sufrió un golpe de estado en 2009, en el cual el presidente Manuel Zelaya fue destituido.

Al momento del golpe, Honduras estaba disputando la Copa Oro en Estados Unidos y esto fue lo que Rueda señaló entonces: “Hemos vivido la situación de Honduras con mucha preocupación, por la forma en que se ha alterado el orden público. Es una pena todo esto porque altera toda la armonía y la tranquilidad de una comunidad y a nosotros, como selección, también nos afecta, porque está la preocupación latente por las familias de los jugadores”.

Embed from Getty Images

Rueda siguió con atención los hechos y cuando se invistió al nuevo presidente, Porfirio Lobo, el entrenador estuvo invitado a la ceremonia de juramento.  “Honduras no se puede olvidar de esa lección. Que si hay unión y respeto, se pueden lograr las metas fijadas”, señaló.

La siguiente estación de Rueda fue Ecuador. Ahí llegó en agosto de 2010 y un mes después era testigo de un intento de golpe de estado en contra del gobierno de Rafael Correa. Rueda no se refirió a la crisis, pero cuando esta se superó formó un lazo estrecho con el entonces presidente. De hecho, cuando la Tri clasificó a Brasil 2014, Correa dijo “Reinaldo Rueda, usted es un ecuatoriano más”. Hubo incluso conversaciones para nacionalizarlo, pero finalmente eso no ocurrió.

Embed from Getty Images

Después de una pausa, Rueda volvió a las selecciones para tomar las riendas de Chile. Firmó en 2018 y un año después su trabajo se veía afectado por las protestas sociales de la nación andina, gestadas tras 40 años de abusos sociales y la sordera y falta de tacto de la administración de Sebastián Piñera. El estallido social del 18 de octubre, entre sus múltiples efectos, obligó también a la suspensión de un amistoso ante Perú.

"Todos hemos vivido lo que han sido estos 26 días de este conflicto. Lo de hoy es secundario a todo lo que está viviendo el país. Gente que ha perdido a sus hijos, a sus hermanos. Hay más de 20 muertos, 200 heridos. A veces somos muy superficiales en focalizar una situación cuando es un problema global”, comentó entonces. “En la posición mía como extranjero, estoy en una posición neutral, pero estamos perdiendo todos. Es muy triste”, completó.

Embed from Getty Images

En enero de 2021, tras un proceso inconcluso en Chile, Rueda firmó en su natal Colombia. Y ya a fines de abril se destaparon protestas sociales, luego de que el presidente de la nación, Iván Duque, proclamara una reforma tributaria que no tocaba los bolsillos de los ricos, sino que a las clases más vulnerables, con impuestos a alimentos, servicios básicos e incluso servicios funerarios, en un contexto global golpeado por la Covid-19. La crisis tiene al fútbol local en pausa, mientras que obligó a la suspensión de la Copa América en suelo colombiano. Hasta ahora, el torneo se jugará íntegramente en suelo argentino.

Rueda, por cierto, no se ha manifestado públicamente sobre la situación de su país.

Y ojalá que, expuesta la maldición, vaya donde vaya Rueda en su próximo desafío no se genere una nueva revuelta social.

Videos you might like