Los Wolves Ganaban 2-0, Pero Una Tarjeta Roja A Raúl Jiménez Lo Pudrió Todo

Leeds United remontó tras la expulsión del mexicano y terminó ganando 2-3.

Raúl Jiménez tuvo un día de perros ante el Leeds United. El delantero mexicano falló un par de ocasiones de gol de manera clamorosa, recibió su segunda tarjeta roja de la temporada y tras su expulsión los Wolves colapsaron y desperdiciaron el 2-0 que tenían a su favor.

El primer traspié en la cuenta del Lobo fue su falta de finiquito. Si bien acumula seis tantos durante esta campaña, hay consenso de que el jugador no está fino y un intento de tijera a los 13' refleja un poco el nivel de puntería del goleador por estos días.

Pese a los tormentos de Jiménez frente al arco rival, los Wolves eran superiores a Leeds United.

Y ese dominio, eventualmente, se tradujo en una ventaja de 2-0 antes del final del primer tiempo, gracias a anotaciones de Jonny y Rodrigo Trincão.

Tarjeta roja a Raúl Jiménez y el colapso de los Wolves

Peleando por no descender y afectado por una sobredosis de lesiones en los primeros 45 minutos, el Leeds United estaba en la lona. Los tres puntos para los Wolves parecían en el bolsillo.

Sin embargo, una imprudencia de Jiménez cambió drásticamente la dirección de los vientos. El mexicano entró tarde a un balón dividido con el arquero Illan Meslier y recibió su segunda amarilla del día y su segunda roja de la temporada.

La expulsión de Jiménez le dio un respiro al Leeds y sobre todo esperanza. Los dirigidos por el estadounidense Jesse Marsch comenzó a encontrar espacios y también el camino para una épica remontada.

De hecho, en apenas tres minutos -entre los 63 y los 66-, los Whites emparejaron el encuentro gracias a un par de rocambolescos goles de Jack Harrison y Rodrigo.

Tras el empate del Leeds United, el duelo se calmó un poco para reactivarse de manera eléctrica en los minutos finales.

Y en el ir y venir fue Leeds United, el equipo que sacó ventajas con un gol de Luke Ayling que de seguro serán de oro en la batalla por no descender. 

Y no es difícil imaginar lo que pasa en este momento por la mente de Raúl Jiménez.

Videos you might like