Las 3 Claves De Defensa Y Justicia, El Equipo De Barrio Campeón De La Copa Sudamericana

El equipo dirigido por Hernán Crespo ganó por 3-0 a Lanús.

Defensa y Justicia pasó gran parte de sus 85 años de vida perdido en los potreros argentinos. Sin embargo, en 2014 ascendió a primera y de ahí en adelante fue creciendo y creciendo hasta lograr el pasado sábado su primer gran título profesional, la Copa Sudamericana 2020. El Halcón derrotó a Lanús por 3-0 en el estadio Mario Alberto Kempes, un partido jugado a 35,8 º Celsius.

¿Cómo llegó Defensa y Justicia a la cima? La lista de factores es larga, pero tres de ellos se manifestaron en el triunfo sobre Lanús.

1. La fe en los jóvenes y la cantera.

El plantel de Defensa y Justicia está poblado de muchachos entre 20 y 23 años. Varios están a préstamo de equipos de mayor estirpe, como el River Plate. Un ejemplo es Nahuel Gallardo, hijo de Marcelo Gallardo, entrenador de "El Millonario". Sin embargo, también hay sangre joven de los escaños inferiores del club. El caso más simbólico es el de Adonis Frías, un chico nacido a cuadras del estadio Norberto Tomaghello (hogar de Defensa y Justicia) y que fue el autor del primer gol del partido.

2. Los reciclados.

A la juventud también le hace falta ser guiada por la experiencia. Y ahí, Defensa y Justicia se ha reforzado con jugadores llenos de talento, pero que fueron descartados por otros equipos más reconocidos. Dos de esos futbolistas también dejaron huella en el marcador.

Uno es Braian Romero, préstamo del Independiente de Avellaneda. Este delantero de 29 años estuvo a punto de retirarse, aquejado por una artritis reumatoide, pero en la final de Córdoba marcó el segundo del título. “Es lo que un jugador sueña desde chico. Salir campeón de una copa internacional y disfrutar del momento porque me costó mucho llegar acá, me sacrifiqué mucho como todos”, afirmó con el trofeo ya en las manos.

El 3-0 final lo marcó Washington Camacho, un uruguayo de 34 años que pasó por Racing, Rosario Central, Xolos y un montón de otros equipos. Con Defensa y Justicia, encontró la gloria.

3. La mano de Hernán Crespo.

Goleador incansable en su época de futbolista, Crespo ahora aboga por un juego de alta presión y de posesión del balón. Al mando de la pizarra hizo sus primeras armas en las juveniles del Parma, luego probó con el Módena hasta que decidió volver a Argentina. Ahí no le fue bien con Banfield, pero su libreta hizo clic con Defensa y Justicia. "Puse sobre la mesa una idea y ellos la bancaron. Les diré gracias eternas por lo que hicieron en el camino, que fue durísimo. Si no hubiera encontrado un grupo tan fuerte, unido y convencido, esto no hubiera sido posible," detalló.

Vistiendo terno y corbata, Crespo celebró con sus hijas, a quienes no veía hace un largo tiempo por la pandemia de Covid-19. "Es hermoso por mis hijas, hacía un año que no las veía. En la vida hay que hacer sacrificios. Había motivos por esa elección personal. Que hayan visto el mejor partido de la historia de Defensa y Justicia fue una locura”, dijo.

Videos you might like