La Historia De La Icónica Camiseta Azul De Argentina En El Mundial De México 1986

Se compraron de emergencia en el Mercado de Tepito.

Por estos días en Argentina se recuerdan los 35 años del título en la Copa del Mundo de 1986. Solo ayer, de hecho, el día se consagró al ilustre doblete de Diego Armando Maradona sobre los ingleses.

La Mano de Dios...

... y El Gol Del Siglo, que siempre debe verse con el relato de Víctor Hugo Morales y su "barrilete cósmico".

Mirando las imágenes, por cierto, también recordamos la legendaria y curiosa historia de la camiseta que usaron los argentinos en ese partido y que terminaría convirtiéndose en el jersey alternativo más icónico en el fútbol.

Repito: alternativo. Si hablamos de jerseys de local estarán el modelo adidas Ipswich de Holanda 1988, la de Alemania 1990 o el vibrante amarillo de Brasil en México 1970, el primer Mundial transmitido en colores. 

Historia Camiseta Argentina 1986

Volviendo a Argentina. La selección dirigida por Carlos Bilardo llevó dos juegos de uniforme: la tradicional albiceleste y un modelo reserva de color azul liso que terminó usando ante Uruguay.

Esta:

Embed from Getty Images

Argentina ganó el partido 1-0, pero los jugadores se quejaron que las camisetas no eran muy cómodas y eran muy pesadas con el sudor causado por el calor de la Ciudad de México.

Por lo mismo, cuando se enteraron que ante Inglaterra volverían a usar la equipación alternativa, Bilardo mandó a buscar en los mercados del DF una camiseta azul y Le Coq Sportif que cumpliera los requisitos de un atleta profesional. Ojalá con perforaciones. 

"Bilardo quería camisetas caladas que tienen una especie de agujeritos, para que los jugadores sufrieran menos la altura, el calor. La marca que vestía a Argentina había hecho así la celeste y blanca, pero no había podido hacer la azul. Era de manga corta, pero era de invierno", contó alguna vez a ESPN, Rubén Moschella, el empleado de la AFA que debió recorrer la ciudad en busca de opciones y con apenas 48 horas de plazo.

Después de un día de fracasos, Moschella logró encontrar un par de opciones en el popular barrio de Tepito. Bilardo no estaba convencido, pero con la ayuda de Maradona finalmente optaron por uno de los modelos: era azul, con franjas verticales tonales y tenía el logo de la marca francesa. "Está linda", dijo el Diego. Lo que no tenía era el escudo de la AFA y los números.

El primer problema se resolvió con la ayuda de la gente del América de México, quienes plotearon una versión de la insignia argentina sin los laureles vistos en la camiseta original. Los números, en tanto, eran de fútbol americano y los plancharon las mujeres que trabajaban en el hotel de concentración de Argentina, la noche antes del partido. 

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

"El escudo de AFA es el antiguo, no tiene los laureles. Los números tenían que ser blancos pero tenían unos grises oscuros. Si se fijan, son números brillosos, grises, de fútbol americano", reveló Moschella.

Óscar Ruggeri, jugador de aquella selección también contó la anécdota en TV.

Una historia única para un partido que aún vive en la memoria de todo el mundo.

Videos you might like