La Liga MX Hizo Lo Que Tenía Que Hacer: Castiga A Árbitro Y Le Borra Roja A Seba Jurado

El arbitraje mexicano no da pie con bola.

La comisión disciplinaria de la Liga MX hizo lo que moralmente estaba obligada a hacer y borró la escandalosa tarjeta roja que recibió el arquero Sebastián Jurado en la derrota de Cruz Azul ante Toluca, habilitándolo así para el próximo duelo de La Máquina ante Xolos.

La polémica expulsión del arquero – que significó el penal con que los Diablos Rojos lograron el triunfo en el último minuto de juego – ha estado en el centro del debate. Tanto por lo absurdo de la decisión, como también por ser un ejemplo del mal momento que vive el referato en México y lo mal que se usa el VAR.

Tarjeta roja a Seba Jurado

El descalabro ocurrió el domingo pasado cuando Jurado despejó con sus puños un balón detenido del Toluca. Al momento de caer, el portero puso los tapones de su pie derecho sobre la pantorrilla izquierda del defensor escarlata Harret Ortega en una secuencia absolutamente casual, pero que el juez Fernando Hernández  – aconsejado de mala manera por el VAR  – consideró como penal y merecedora de roja. 

No se puede negar que hubo contacto ni que se vio feo, pero de ahí a castigarlo de la manera que se hizo hay dos galaxias de distancia. ¿Que pretendían que hiciera Jurado? ¿Cortarse las piernas? ¿Desafiar las leyes de los campos gravitacionales? ¿Transformarse en Simone Bailes de súbito y aterrizar de manera perfecta después de un Yurchenko?

Para mí, uno de los grandes problemas en este caso es el criterio absolutista que existe en la Liga MX de que cualquier entrada con tapones sobre el tobillo merece la tarjeta roja. Uno entiende que la idea es proteger la integridad del futbolista y desalentar acciones que puedan lesionarlos, pero también se debe entender que hay situaciones accidentales en las que, por la mecánica natural del cuerpo, ese tipo de colisiones no se pueden evitar. Y es ahí donde el sentido común debe primar.

Sin embargo, tal como vemos semana a semana – no solo con Fernando Hernández – los árbitros mexicanos parecieran carecer de ese sentido común.

Lo peor es que la inoperancia y los errores son colosales, sobre todo en momentos en que es fundamental evitarlos para no así generar dudas en la afición. No solo en cuanto a si se quiere o no favorecer a un equipo, sino que también porque hay – como dijo Francisco Javier González de TUDN, sin dudar de la probidad arbitral – "jinetes del apocalipsis" como "las apuestas ilegales" que obligan no solo a actuar limpiamente, sino que parecer que se actúa sin influencias externas.

Si bien es cierto que en esta pasada la derrota del Cruz Azul no se puede cambiar, la determinación de absolver a Jurado y castigar a Hernández – sin dirigir una fecha – al menos dan una señal de arrepentimiento, de aceptar el error y de decir que, esperamos, esto no se volverá a repetir.

 

Videos you might like