¿Será Pecado? Envidio Profundamente La Colección De Camisetas De Fútbol Que Tiene El Papa

De Maradona al Santos Laguna, de Tigres a Messi y Cristiano Ronaldo.

El Grupo Orlegi, dueño de los clubes Santos Laguna y Atlas en Liga MX, compartió una foto en redes sociales en la que aparece el Papa Francisco recibiendo las playeras de ambos equipos.

La imagen me quedó dando vueltas en la cabeza y el primer pensamiento que salió a la luz es uno por el que cualquier sacerdote me mandaría a rezar un par de padres nuestros y un puñado de ave marías: envidio – si uno de los siete pecados capitales – la colección de camisetas que tiene.

Francisco I, o Jorge Mario Bergoglio por su nombre de nacimiento, es un fanático del fútbol. Se declara fan de San Lorenzo de Almagro de Argentina y cada vez que tiene invitados en El Vaticano, no falta aquel que en busca de un terrenito en el Cielo le lleva de regalo un jersey de fútbol.

Santos Laguna y Atlas, de hecho, no son los únicos equipos mexicanos que figuran en su colección. En el pasado también le han obsequiado las camisetas de Rayados y Tigres.

Por cierto, fuera de la Liga MX las piezas que guarda son mucho, pero mucho más espectaculares. De partida, cuenta con jerseys del PSG y del Barcelona autografiados por Lionel Messi.

Maria Dolores dos Santos Aveiro, madre de Cristiano Ronaldo, también se aseguró de que el Papa contara con el jersey número 7 que su hijo utiliza en la selección de Portugal.

Y la lista no se detiene ahí.

Diego Maradona, antes de que dejara este mundo, le regaló la "10" de la selección Argentina

¿Una de Brasil con el autógrafo de Pelé? Check.

La colección contempla también una camiseta de Francesco Totti entregada por el mismo astro italiano, la equipación de la selección española y una larga lista de elásticas pertenecientes a diversos clubes y selecciones del mundo. 

Tiene incluso una rareza: la camiseta que Macedonia del Norte utilizaría en la Euro 2020, pero que finalmente nunca se usó,

Increíble, ¿no?

Lo único que no sabemos es si hubo intercambio de camisetas cuando el Papa conoció a Zlatan Ibrahimovic.