"Mi Novia Venía Rezando": Canelo Angulo Habló Del Secuestro Exprés Que Sufrió

El 22 de septiembre es un día difícil de olvidar para Jesús "Canelo" Angulo. Después de ir al mall junto a su novia, Diana Monzón, el jugador de Chivas vivió momentos de horror, al ser víctima de un secuestro exprés.

La mala experiencia duró cerca de 30 minutos y aunque al día siguiente el futbolista siguió con su vida, entrenando junto al Rebaño Sagrado, las heridas emocionales continuaron por un tiempo. La situación fue bastante dura y el mismo Canelo decidió compartir lo que vivió de manera pública, en una conversación con el podcast Entre Compas.

Secuestro de Canelo Angulo

"Es la peor experiencia que me ha pasado en la vida", reconoció en la entrevista, la cual fue grabada a mediados de noviembre y liberada este 1 de diciembre.

El relato del Canelo es estremecedor. "Cuando abro la puerta para que se suba mi novia, llegaron tres personas y uno ya se estaba subiendo al piloto. Me agarraron por atrás y le dije que tomará la llave que no había problema. Yo pensé que se habían confundido", dijo. "Ya arriba, un morro nos dijo que no nos iba a pasar nada, que sólo querían el carro. Nos tuvieron como media hora arriba del carro y todo el rollo", agregó.  

Pese al estrés del momento, Angulo contó que trató de mantener la calma, para no poner más nerviosa a su novia. “La verdad pensé de todo. Cuando sólo me dijeron que querían el carro, y como venía con mi novia, estaba tranquilo, trataba de verme bien. Le dije que todo estaba bien y que solo querían el carro. Por un momento se pusieron nerviosos y fue cuando tuve miedo, porque piensas de todo, me quieren secuestrar o matar. Es una sensación muy fea, mi novia venía rezando", reveló.

Afortunadamente para Canelo, la noticia de su secuestro voló en los medios y en redes sociales, al punto que los criminales decidieron desistir del robo. "De volada, a los cinco minutos, ya estaba la nota arriba y como que ellos dijeron mejor hasta aquí la dejamos y nos dejaron ahí pues. Ellos detuvieron el carro y se fueron corriendo. Nosotros nos quedamos ahí arriba del carro. Mi novia y yo nos quedamos agachados como cinco minutos, no sabíamos qué hacer", narró. Luego salieron a buscar ayuda entre otros automovilistas. 

Finalmente, reconoció que anduvo varios días con miedo y que Chivas le ofreció seguridad personal para darle más confianza.

En su conversación con Entre Compas, por cierto, no solo habló del secuestro, sino que también de su participación en Tokio 2020 y lo que se siente ser medallista olímpico.

Videos you might like