A Estados Unidos Le Anularon Cuatro Goles, Pero Igual Le Ganó A Nueva Zelandia Por 6-1

El USWNT está de regreso.

Estados Unidos tuvo un debut horrendo en los Juegos Olímpicos. La caída 0-3 ante Suecia fue tan categórica que Megan Rapinoe lo resumió mejor que nadie: "nos patearon el trasero". Hoy, sin embargo, el USWNT se recobró del mal paso con una contundente victoria de 6-1 ante la selección de Nueva Zelandia. La historia es que pudieron ser diez, pero cuatro conquistas fueron anuladas por fuera de juego.

Para el partido contra las oceánicas, el entrenador Vlatko Andonovski decidió hacer cinco modificaciones en la oncena titular: Carli Lloyd dejó en el banco a Alex Morgan, Megan Rapinoe ingresó en el lugar de Christen Press, Julie Ertz ocupó el puesto de Sam Mewis, Emily Sonnet sustituyó a Kelly O'Hara y Tierna Davidson entró por la capitana Becky Sauerbrunn.

Si bien Nueva Zelandia tiene un nivel mucho más bajo que el de Suecia, el golpe de tablero funcionó al punto que el USWNT vencía 1-0 antes de los 10 minutos, gracias a un gol de Rose Lavelle.

Luego, entre los minutos 14 y 34, vino el glitch del sistema, los cuatro goles anulados a Estados Unidos. Las víctimas fueron Lloyd,Tobin Heath, Rapinoe y Lindsey Horan. La mayoría inhabilitados correctamente, pero no el de Horan, señor árbitro.

¿Dónde está el offside?

La misma Horan, eso sí, tendría su revancha personal al cierre de la primera mitad, con un cabezazo.

En el complemento, no hubo más goles anulados por fuera de juego, pero Nueva Zelandia echó una manito al resultado con un par de autogoles.

El tercero de Estados Unidos, por cierto, fue un tanto en propia puerta de Abby Erceg.

Betsy Hasset puso caras de insatisfacción al aprovechar un error calamitoso en la defensa estadounidense y marcar el descuento.

Pero Press y Morgan, quienes entraron en la segunda parte, volvieron a estirar las diferencias con el cuarto y el quinto de la jornada.

Ya en los descuentos caería el sexto, a través de un nuevo autogol. Esta vez de Catherine Bott.

Difícil saber si el triunfo sanó todas las heridas que dejó la derrota ante Suecia. Pero una victoria siempre es una victoria y esta incluso dejó contenta a Jill Biden, la primera dama de la nación y quien fue una de las pocas espectadoras invitadas al encuentro.

El próximo partido de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos será ante Australia el martes 27 de julio, a las 4:00 a.m. (hora del este).

Resumen Estados Unidos vs Nueva Zelandia

Videos you might like