Las Payasadas De Chiellini Ante Alba Distraen A España Y Llevan A Italia A La Final

El experimentado defensor le dio la ventaja psicológica a la Azzurra en el sorteo de los lanzamientos penales.

Los analistas dirán que España perdió su paso a la final de la Euro 2020 porque no supo convertir en goles su 70 por ciento de posesión de balón y sus más de 900 pases. O porque Álvaro Morata está maldito. Y si bien algo tendrán de razón, hay un elemento que muchos olvidarán y que terminó siendo, quizás, lo más importante: la batería de trucos distractivos que desplegó Giorgio Chiellini ante Jordi Alba, en el sorteo de los lanzamientos desde los doce pasos.

Chiellini, capitán de la Azzurra, zamarreó a Alba, lo empujó, le pellizcó una mejilla y terminó abrazándolo efusivamente, todo con una sonrisa de oreja a oreja, mientras el mismo Alba tenía cara de "qué diablos está pasando aquí".

El golpe emocional de Chiellini sirvió para distraer a Alba, ganar el sorteo y elegir lanzar primero, lo que no es algo menor en el mundo del fútbol. De hecho, hay estudios académicos que señalan que los equipos que empiezan pateando los penaltis tienen hasta un 21 por ciento más de posibilidades de ganar una definición.

¿Cómo Italia y España llegaron a los penales?

En el inicio del partido, Luis Enrique sorprendió a medio mundo al dejar a Álvaro Morata en el banco y alinear a Mikel Oyarzabal, entrando básicamente sin un "9". Los italianos, en tanto, se vieron obligados a reemplazar al lesionado Leonardo Spinazzola por Emerson.

Desde el inicio, España fue el equipo a cargo del balón, mientras que Italia corría detrás de él. En el primer tiempo, en todo caso, no hubo mucho peligro, con excepción de un remate de Ferrán Torres.

La dinámica se repitió en el complemento, pero fue Italia quien logró adelantarse en el marcador.

A los 60 minutos, Gianluigi Donnarumma cortó una jugada española y salió como un rayo hacia Lorenzo Insigne, quien extendió para Ciro Immobile. Este, al encarar, generó un rebote que fue capturado por Federico Chiesa y Chiesa agarro al balón, se metió al área, hizo un enganche y definió con una comba maravillosa al segundo poste de Unai Simón.

Golazo.

Abajo en el marcador, Luis Enrique metió todo lo que tenía en el banco para buscar el empate, incluido el sumamente criticado Álvaro Morata.

Y como la vida tiene un millón de vueltas fue precisamente él, Morata, quien pondría la igualdad, tras una pared con Dani Olmo, cuando el reloj señalaba 80 minutos de juego.

Ya en ese momento era cosa de ver el campo para ver que España era el equipo que tenía más piernas. Los de Luis Enrique seguían tocando y tocando, generando una que otra ocasión, mientras que Italia se ponía en plan "aguantemos y veamos qué pasa en los penales".

Curiosamente, los italianos en la prórroga tendrían la ocasión más clara: un remate de Domenico Berardi que fue anulado por fuera de juego.

El 1-1 se mantuvo hasta el pitazo final y ahí Chiellini sacó su experiencia a relucir para confundir a los españoles con su sobredosis de entusiasmo.

Sí, Italia comenzaría la tanda fallando en los pies de Manuel Locatelli, pero luego Andrea Belotti, Leonardo Bonucci, Federico Bernardeschi, Jorginho convertirían los suyos. En España, en tanto, solo anotaron Gerard Moreno y Thiago Alcántara. Dani Olmo elevó y Álvaro Morata, en otra vuelta de la vida, la tiró a las manos de Donnarumma.

Con la victoria, Italia se convirtió en el primer finalista de esta Euro 2020. El domingo, en Wembley, se enfrentará al vencedor de la llave entre Inglaterra y Dinamarca, que se juega este miércoles.

Resumen Italia vs España

Videos you might like