España Le Gana A Suiza Y Pasa A Semifinales Con Un Arquero Que Sí Ataja Penales

Nada contra David de Gea, pero Unai Simón probó ser mejor desde los 12 pasos.

España tuvo que ir a los penales para deshacerse de Suiza y avanzar a las semifinales de la Euro 2020. Y para suerte de los hispanos, en la portería estuvo Unai Simón y no su arquero habitual, David de Gea.

No es por desmerecer a De Gea, pero ya es de común conocimiento que el golero del Manchester United apesta a la ahora de atajar penales. Lo demostró en la definición de la final de la Europa League ante Villarreal y en el hecho de que no contiene un lanzamiento desde los doce pasos desde el 23 de abril de 2016. En total han sido 40 intentos sin agarrar bola.

DDG ahora está lesionado y es por eso que España debió recurrir a Simón. Y frente al desafío, el arquero del Athletic Club demostró que sí puede repeler penales y de paso sepultó el error que había cometido en el anterior partido ante Croacia.

Resumen España vs Suiza

Ahora, ¿cómo llegamos a los penales?

De partida, España fue la selección que tomó el control del balón. Si bien estamos a años luz de su incesante tiqui-taca, el equipo de Luis Enrique circuló el balón y probó las manos de Yann Sommer hasta que encontró una grieta para abrir el marcador.

Eso ocurrió en el minuto 8, con un remate de Jordi Alba que se desvió en una pierna de Denis Zakaria.

Oficialmente, el torneo lo anotó como un autogol, lo que pone a "autogol" como máximo goleador del torneo, con 10 conquistas. Yep. No es broma.

España siguió con la idea, pero fue incapaz de traducir su dominio en una nueva conquista. La falta de finiquito mantenía a Suiza, que estaba sin Granit Xhaka por acumulación de tarjetas amarillas, con esperanzas de alcanzar el empate. Esto último terminó sucediendo a los 68', a través de Xherdan Shaquiri.

Tras el 1-1, el partido se abrió un poco, aunque solo por nueve minutos, cuando se produjo una error inadmisible del árbitro del encuentro Michael Oliver.

El inglés expulsó al mediocampista helvético, Remo Freuler, por una entrada que a lo más merecía amarilla. Lo curioso es que el VAR redobló el error, manteniendo la decisión.

Con uno menos, Suiza volvió a refugiarse y aparcó el bus. La falta de energía de un equipo que ya había jugado un alargue ante Francia y que había sido el que más kilómetros había recorrido durante la competencia, también confabularon para optar por un esquema más conservador.

El tiempo reglamentario se extinguió y también la prórroga.

En los penales, España empezó con el pie izquierdo: Sergio Busquets golpeó el poste, mientras que Mario Gavranovic marcaba para los suizos. Sin embargo, luego aparecería la figura de Simón, quien contuvo los tiros de Fabian Schär y Manuel Akanji. Y si bien Rodri fallaba el propio, Mikel Oyarzabal convertía el penal para ir a las semifinales, en Wembley, ante el ganador del duelo entre Bélgica e Italia.

Videos you might like