La Sangre Mexicana Del LA Galaxy Le Da Otro Duro Golpe A Chivas

El Rebaño sumó ocho partidos sin conocer la victoria.

Chivas está en un lugar frío y oscuro. El Rebaño no gana ni en los amistosos y tras una derrota por 2-0 ante el LA Galaxy sumó su octavo partido consecutivo sin conocer la victoria.

Curiosamente, la caída del equipo que solo admite futbolistas mexicanos en su plantel vino con el sello de la sangre mexicana que juega en el LA Galaxy: asistencia de Efraín Álvarez y un gol del juvenil Jonathan Pérez. Como si no fuera suficiente, los dos nacidos en Estados Unidos, crecieron en familias que adoran a Chivas.

¡Auch!

Antes del partido amistoso jugado en el moderno SoFI Stadium, la narrativa giró en torno a Javier Hernández enfrentando a Chivas, el equipo que lo dio a conocer en el mundo.

Chicharito volvió a declarar su "amor eterno" por el Rebaño, pero una vez dentro del campo de juego batalló para poder marcarle un gol. Y casi lo logra cuando el reloj ni siquiera marcaba un minuto de juego. El delantero trató de interceptar una mala salida en la defensa de Chivas y por poco no logró el botín. 

Chivas tuvo un par de chances de cambiar la historia de sus miserias cuando el partido estuvo golpe a golpe, pero su ineptitud para convertir empieza a ser patológica. Nadie la echa adentro en ese equipo y no todo es culpa de Santiago Ormeño.

Goles de LA Galaxy vs Chivas

Y luego, el mazazo psicológico: a los 27', un tiro de esquina del oxigenado Efraín Álvarez fue conectado por el serbio Dejan Joveljić para abrir la cuenta.

¿Lo más impactante de la jugada? La pasividad de la defensa del Rebaño.

El gol demolió el espíritu de Chivas y a partir de entonces LA Galaxy controló el partido casi sin apuros. Y como para que no quedaran dudas de su superioridad, en el segundo tiempo, el sub-20 Jonathan Pérez se encontró solo con un balón fuera del área y con su ajustado remate añadió una barra más a la rabia que sienten los aficionados del Rebaño hacia la organización del club.

LA Galaxy pudo engordar el marcador, pero al final el 2-0 fue suficiente para poner una dosis más de presión en el cada vez más angustiado técnico Ricardo Cadena.

Con la cola entre las piernas, Chivas ahora prepara su duelo liguero ante Mazatlán, mañana viernes 5 de agosto. El objetivo es sumar su primer triunfo en el Clausura 2022 y su primera victoria desde el amistoso de pretemporada ante Santos Laguna, disputado el ya lejano 15 de junio.

En caso de derrota, ¿se romperá la cadena?