It's Coming To Rome: Con Un Gigi Donnarumma Enorme, Italia Gana La Euro 2020

En Wembley y en los penales, la Azzurra rompió el corazón de los ingleses.

"Inglaterra realmente juega un fútbol increíblemente asustado. Si eso es lo que hacen con el plantel que tienen, creo que es miserable". La frase la dijo el ex-futbolista neerlandés, Pierre van Hooijdonk, en la previa de la final de la Euro entre los Tres Leones e Italia y ahora vuelven a resonar, luego de que los ingleses comenzaran ganando la definición, pero terminarán con el corazón roto al caer en los penales ante la Azzurra.

Resumen Italia vs Inglaterra Final Euro 2020

Los ingleses llegaban a su primera final de una Euro y tenían la ventaja de jugar como locales, en el mítico Estadio de Wembley.

Y el comienzo fue fantástico. El reloj no marcaba los dos minutos, cuando una orgásmica combinación entre sus laterales, acabó con Luke Shaw, alias Shaw-Berto Carlos, revoleándola para abrir el marcador.

Fue el gol más rápido en una final en la historia de la Euro.

Si bien el técnico inglés Gareth Southgate celebró con un mezquino apretón de puño, Wembley era una caldera. Los hinchas, el David Beckham de rigor y hasta un estiradísimo Tom Cruise, que quién sabe qué diablos hacía ahí.

Justo en ese momento también vino el pecado que mencionaba Van Hooijdonk. Inglaterra se replegó. En vez de apretar a Italia, en vez de aprovechar el fervor que se vivía en las tribunas, el equipo retrocedió con la intención de convertirse en un castillo inexpugnable y quizás aumentar a través de un contraataque, algún balón detenido o un piscinazo de Raheem Sterling.

Italia tomó el balón y lo hacía circular de lado a lado, aunque le costaba verticalizar, dándole temporalmente la razón a Southgate.

El más incisivo era Federico Chiesa, quien en la primera mitad tuvo un disparo que salió tirándole besitos al poste, mientras que en el complemento obligó a una sensacional atajada de Jordan Pickford.

El problema para Inglaterra es que Italia eventualmente encontraría una grieta. Y eso ocurrió en el minuto 67, tras una tole-tole generada por un tiro de esquina y en la que Leonardo Bonucci acabó empujando el balón dentro de la red.

Con el correr de los minutos, ambos equipos se fueron conformando con la igualdad, llevando la definición a la prórroga. Los 30 minutos extra, como suele suceder, terminaron siendo un malgasto de tiempo. Lo único relevante pasó a los 120', cuando Southgate envió al campo a Marcus Rashford y Jadon Sancho para ir a patear penales.

Paradójicamente, Rashford y Sancho, además de Bukayo Saka, fueron los que fallaron desde los doce pasos. El tiro de Rashford dio en el palo, mientras que los otros dos fueron atajados por Gigi Donnarumma, quien nunca perdió una definición a penales.

El título de Italia es el segundo en su historia en la Euro, sumándose al conseguido en 1968. De paso, la Azzurra hace olvidar su último ciclo, donde ni siquiera clasificaron al Mundial de Rusia 2018.

Videos you might like