Dinenno Intentó Un Milagro De Chilena, Pero Noqueó A Rival Y No Pudo Evitar El Paso De Atlas A La Final

Pumas se quedó en el camino y los rojinegros irán por su primer título en 70 años.

Hasta aquí nomás llegó el cuento de hadas de Pumas. El equipo de la UNAM se metió por la ventana a la liguilla y de a poco fue pasando rondas. Sin embargo, ante Atlas -un equipo que busca su primer título en 70 años- se terminó su camino.

La batalla entre ambos clubes en el Estadio Jalisco fue memorable, con un par de intentos heroicos, pero también un accidentado final.

Atlas se había quedado con el partido de la ida, pero en vez de especular con la ventaja, salió a hacer respetar su localía y tratar de matar la esperanzas de Pumas lo más pronto posible. Así fue como desplegaron una especie de ataque relámpago sobre la portería de Alfredo Talavera. Pero pese al empeño, los rojinegros carecieron de finiquito y se encontraron además con un Tala que tapó todo. No importaba qué tan linda fuera la construcción de la jugada, al final la pelota no quería entrar.

Y como seguro ya saben, el fútbol muchas veces es injusto y en vez de premiar al que intenta, le da su espalda.

Atlas machacó y machacó, pero fue Pumas el equipo que se bañó en el perfume del gol. A los 76', Juan Ignacio Dinenno fue más rápido que toda la defensa rojinegra y aprovechó un rebote lobo del portero Camilo Vargas para poner el 0-1.

La conquista le daba ilusión al conjunto universitario, ya que bastaba uno más para seguir derribando favoritos y obtener el ansiado boleto a la final.

Pumas echó todo lo que tenía adelante, jugándose hasta el pellejo, como demostró el mismo Dinenno en un par de ocasiones. A los 83', el argentino trató de cabecear un centro de Alan Mozo, recibiendo un fuerte codazo en la nariz del zaguero Anderson Santamaría y que lo hizo sangrar de manera profusa.

¿Movimiento natural del brazo del defensa peruano o uso adrede para perturbar la llegada del delantero de Pumas? La duda la tuvieron todos, pero al final, con VAR en acción se optó por el "¡siga, siga!".

Terminado el partido, el jugador compartió las consecuencias del golpe: fractura nasal y siete puntos.

La segunda jugada al límite de Dinenno ocurrió en tiempo de descuento y, en esta ocasión, fue él quien terminó dañando a un rival. En la busca del gol, el atacante realizó una imprudente chilena, dándole un terrible zapatazo en la cara a Jesús Angulo. El zaguero cayó estrepitosamente al piso, activando de inmediato los protocolos de seguridad ante un golpe de cabeza.

Angulo por suerte se recuperó de manera rápida, mientras que Dinenno recibía la cartulina roja por tamaña irresponsabilidad.

Entre detenciones y descuentos, el partido se extendió por sobre los 100 minutos, pero sin su principal hombre de gol al final Pumas se quedó sin milagro.

Atlas, en tanto, desató los festejos por avanzar a su primera final en 22 años y la ilusión de ganar su primer título desde la temporada 1950-51. "Hoy fue una fiesta completa. Hoy se vivió lo que sentía como jugador. A disfrutarlo. Estamos contentos. Se sufrió, pero el equipo nunca perdió su identidad. Orgulloso de ser técnico del Atlas", resumió el técnico Diego Cocca.

Embed from Getty Images

¿Las finales? Serán ante León y se disputarán el próximo jueves 9 de diciembre en Guanajuato y el domingo 12 en el Jalisco de Guadalajara.

Resumen Atlas vs Pumas

Videos you might like