Por Culpa Del Grito Prohibido: Analizan Jugar El México Vs Guatemala A Puertas Cerradas

Los aficionados del Tri reincidieron en su comportamiento y la selección arriesga nuevas sanciones.

Hace un par de semanas había alegría en la Federación Mexicana de Fútbol. En un amistoso ante la selección de Panamá, la afición del Tri se había portado súper bien y Guillermo Ochoa hasta felicitó a los espectadores por no recurrir al "¡eh, puuuto!" que tantas sanciones le ha significado al balompié azteca. Sin embargo, esa alegría apenas duró un par de partidos. En el inicio de la Copa Oro, el grito homófobo volvió a aparecer y en la Concacaf ahora analizan la posibilidad de que el próximo partido del Tri ante Guatemala se juegue a puertas cerradas. Sin público.

"Se nos preguntaba ayer si había la posibilidad de jugar a puerta cerrada el próximo miércoles, es una situación que se ha planteado y seguro en las próximas horas tendremos comunicación directa", señaló Yon de Luisa, presidente de la FMF.

El grito se escuchó en varias ocasiones durante el partido entre México y Trinidad y Tobago, disputado el sábado 10 de julio. Sin embargo, fue en el segundo tiempo, a medida que México que no encontraba formas de romper el 0-0, que se intensificó. 

El árbitro costarricense Fernando Montero detuvo el encuentro en dos ocasiones, mientras que el capitán Héctor Herrera pidió constantemente a los fanáticos que se calmaran para así evitar nuevas sanciones, las cuales hasta ahora se han manifestado en multas económicas y la decisión de jugar sin público en los próximos dos duelos que México tenga de local. Esos partidos, hasta ahora, serían los dos primeros en el inicio del octagonal clasificatorio Catar 2022.

Embed from Getty Images

El delantero Ramiro Funes Mori culpó al mismo árbitro Montero de exacerbar las pasiones y causar la reacción del público. "Genera que la gente grite ese grito, hay jugadas especificas que no marcó bien y eso hizo que la gente gritara", dijo en alusión a jugadas como aquella que terminó con Hirving Lozano en el hospital.

El mellizo, por cierto, se equivoca. Por muchos errores que cometa un silbante, nada justifica el uso del grito. Menos cuando, México ha sido advertido hasta el cansancio de que si no controla a sus fans, será castigado.

Ahora será interesante ver si la Concacaf realmente decide renunciar a tener los 80.000 asientos del AT&T Stadium vacíos o si prefiere actuar preventivamente para evitar una sanción más fuerte de la FIFA hacia su federación más importante. No hay que olvidar que la amenaza de perder puntos e incluso ser eliminada de competencias internacionales -léase el proceso rumbo a Catar 2022- están sobre la mesa.

El México vs Guatemala está programado para el miércoles 14 de julio, a las 9:30 p.m. EDT. Lo transmiten Univision y FS1.

Videos you might like