La Hermosa Zambullida De Zendejas Mereció Más Que El Triste Empate Entre México Y Arabia Saudita

Un penal volvió a amargar la vida del Tri.

Si esta tarde hubiera estado en Marbella y hubiera tenido que decidir entre ir a la playa o ver el amistoso entre México y Arabia Saudita Sub 23, el fútbol salía a pérdida. 25ºC frente al mar, en cualquier escenario, son superiores a lo que mostraron ambas selecciones. Sin embargo, como uno está en medio de la semana laboral, no había mucho donde elegir.

México, que se prepara para los Juegos Olímpicos, hizo algunas variaciones con relación a la oncena que disputó el letárgico triunfo por 1-0 sobre Rumanía, pero el resultado fue más o menos el mismo: quizás mucho aprendizaje táctico para el entrenador Jaime Lozano, pero una pobre experiencia de entretenimiento para quienes se sentaron en sus casas y le regalaron su precioso tiempo a este duelo.

Hubo poca emoción en los pórticos, más allá de un tiro de Jesús Angulo en la mitad del segundo tiempo.

Pero cuando el 0-0 parecía estamparse, Alan Mozo se descolgó como un rayo por la derecha y mandó un centro que Alejandro Zendejas convirtió en obra de museo.

La zambullida del "11" fue hermosa. Desde la forma en que se anticipó a su marca, pasando por la forma en que le puso pausa al tiempo para flotar en el aire, hasta el modo en que contorsionó su cuello para impactar el balón.

Un gol de técnica sublime y que merecía ser marcado en un Mundial, unos Juegos Olímpicos y no una tarde administrativa de martes.

Merecía además haber sido el gol de un triunfo. Sin embargo, en el minuto 91, el Tri echó todo por la borda con un penal cometido por el golero Sebastián Jurado.

No fue una ejecución como la de Christian Pulisic en la final de la Nations League, pero la conversión de Ahmed fue una especie de mala broma #toosoon.

Ahora, el próximo desafío de México en su gira preparatoria por Europa será el próximo 12 de junio, ante su similar de Australia.

Resumen Amistoso México vs Arabia Saudita

Videos you might like