Una Temporada Para El Olvido: El Descenso Del Histórico Schalke 04

El cuadro de Gelsenkirchen se despide de la división de honor con solo 13 puntos en 30 partidos disputados.

El Schalke 04 jugará la próxima temporada en la categoría de plata del fútbol alemán, tras sellar una de las peores temporadas de su historia. No es primera vez, pero era algo que no le ocurría desde el ya lejano 1991.

La noticias sorprende de todos modos, debido a sus lustrosas vitrinas. Die Knappen (Los Mineros) ostentan siete antiguos campeonatos germanos, siete subcampeonatos de Bundesliga y cinco coronas en la Copa Alemania. Por su parte, en el espectro europeo, en 1997 derrotaron al Internazionale en la tanda de penales, para llevarse la Copa UEFA.

Descenso Schalke 04

Tras un comienzo de campaña que hacía presumir la hecatombe de las hecatombes, el Schalke 04 usó la ventana de transferencias de invierno para hacerse de los servicios de algunos jugadores de peso del balompié europeo, como Klass-Jan Huntelaar, Shkodran Mustafi y Sead Klasinac. Ellos asumieron el reto de intentar mantener al equipo en la división de honor, pero al final hubo mucho ruido y pocas nueces.

Embed from Getty Images

La espiral de malos resultados continuó y se volvió fatídica el martes 20 de abril. Ya en la previa al choque ante Arminia Bielefeld, otro equipo urgido de puntos, se esperaba lo peor. Die Königsblauen necesitaban salir a matar o morir si es que pretendían conseguir el milagro. Por su parte, el Arminia Bielefeld, ubicado en la decimoquinta posición de la general, luchaba por seguir sumando para alejarse de la amenaza del descenso.

Nada resulta tan complicado como enfrentar a equipos que se juegan la categoría en las postrimerías del campeonato. Dan el todo por el todo en la cancha, aprovechan las oportunidades y espacios que otorgan los rivales y se crecen ante las adversidades. Y Fabian Klos marcó el tanto que le dio oxígeno al Arminia, pero que desmoronó las esperanzas que tenían el Schalke 04 y sus fanáticos de mantenerse en la Bundesliga. Pudo haber sido una victoria más contundente en favor de Die Arminen, ya que contaron con un elemento más dentro del engramado desde el minuto 71 de juego, pero Klos falló un penalti.

Resultado final: crónica de una muerte anunciada. Schalke compra su boleto de ida para la segunda división; y por lo pronto,  queda en veremos el de vuelta a la categoría estelar. Decepción en los aficionados que, injustificadamente, lanzaron huevos a los jugadores tras la derrota.

Historias como el Schalke, eso sí, no son tan extrañas. Otros colosos del mundillo futbolero como el Atlético de Madrid español o el River Plate de Argentina han sabido lidiar y sobreponerse al descenso a la perfección. Ambos además supieron regresar a la máxima categoría en sus países y terminar consagrándose como los equipos grandes que son.  

El Atleti, 32 títulos en sus vitrinas, nueve de ellos desde el 2010. Sin dudas una década prolija del conjunto dirigido por Simeone y todo esto, después de haber pisado el infierno de segunda. Por su parte, el elenco millonario, del bochornoso descenso a la B celebrado por algunos y lamentado por otros (como el tan querido y odiado Tano Pasman) a la cima del continente sudamericano en un abrir y cerrar de ojos. Gloriosa andadura del Muñeco Gallardo.

Amanecerá y veremos, si la estancia del Schalke 04 en la caldera de segunda les sirve como escarmiento para replantearse, organizarse y regresar con bríos a la Bundesliga o, si por el contrario, se consolidan en una división que les resultaba tan ajena en las primeras de cambio.

Videos you might like