Atlético de Madrid Hace Un Emotivo Pasillo Para Despedir A Héctor Herrera Y Luis Suárez

Ambos jugaron su último partido en el Wanda Metropolitano.

Si bien aún queda una jornada en LaLiga, el Atlético de Madrid aprovechó su último partido como local en el Wanda Metropolitano para darle una emotiva despedida a dos queridos elementos del plantel: el mexicano Héctor Herrera y el uruguayo Luis Suárez, quienes tendrán nuevos desafíos a partir de la temporada 2022-23.

Homenaje a Héctor Herrera y Luis Suárez

El homenaje se realizó una vez terminado el partido ante Sevilla (1-1) y tuvo varios elementos ceremoniales, entre ellos un pasillo hecho por sus compañeros de equipo – y que atravesaron en compañía de sus familiares –, la ovación del público, la proyección de una secuencia de highlights de cada uno y un jersey enmarcado como recuerdo de su aporte al equipo, cristalizado en el título conseguido en la campaña 2020-21.

Herrera llegó a los colchoneros a mediados de 2019 y disputó un total de 78 partidos, logrando cuatro asistencias y un gol. Esa conquista fue casi al comienzo de su estadía con los rojiblancos y fue un cabezazo de último minuto para un 2-2 del Atlético ante la Juventus, en Champions League.

Después de recibir el tributo, Herrera agradeció su tiempo en la capital española.

"Solo tengo palabras de agradecimiento. El haber estado aquí ha sido un sueño para mí", dijo. "Ha sido un placer haber sido parte de este equipo, con grandes jugadores, grandes personas y una gran afición. Gracias a todos por el apoyo y ¡aúpa, Atleti!".

El próximo paso de Herrera es sabido: a mediados de año se sumará al Houston Dynamo de la MLS.

El adiós a Suárez también fue emotivo. El delantero uruguayo arribó al Atlético de Madrid en 2020 después de ser basureado por el Barcelona y un año después levantaba el título con los colchoneros, con un aporte goleador indiscutible. Tanto que la fanaticada del club le dedicó un lienzo con la frase "Gracias Lucho por hacernos campeones".

Para la despedida, Suárez – quien anotó 32 goles en 65 partidos – no pudo contener las lágrimas: 

"Me entregué 200 por ciento a un club que me abrió las puertas. Aparte de haber conseguido una liga el año pasado, que lamentablemente no pudimos disfrutarlo con la gente, me llevaré el cariño que me brindan en la calle, que en el día a día es impresionante. De eso jamás me voy a olvidar".

Su futuro es incierto, pero la prioridad es continuar en Europa y postponer una eventual llegada a la MLS.