Tigres Doma A León Con Eléctrica Remontada En Tiempo De Descuento

El mejor partido del Apertura 2021.

Qué difícil es bajarse de la nube de adrenalina que brindaron Tigres y León en la primera semifinal del Apertura 2021. Sin temor a exagerar, el mejor partido de todo el torneo. Uno de esos que da gusto pagar una entrada o la suscripción al cable / servicio de streaming, uno de esos que parece un café ultracargado a las nueve de la noche.

El fervoroso ambiente en El Volcán paraba los pelos y dentro del campo de juego ambos equipos pusieron el alma para obtener el placer de la victoria.

León, el visitante, fue quizás un poquito más tímido. Sin embargo, cada vez que se arrimó a la portería de Nahuel Guzmán dejaba temblando las piernas de Miguel Herrera y toda la república felina. Sobre todo, con los disparos de Ángel Mena y Víctor Dávila que golpearon los postes.

Eventualmente, los Panzas Verdes lograrían capitalizar una de sus excursiones, a través de un tiro al primer palo de Jean Meneses y que no dejó muy bien parado a Guzmán, quien básicamente le iluminó con antorchas el camino al gol.

Era el minuto 57 y León hacía un partido bastante inteligente y hasta con una recompensa semi-merecida. La cuestión era que, por el otro lado, surgía la pregunta de si el 0-1 era justo para Tigres. El equipo del Piojo no estaba de brazos cruzados, dominaba el balón y asediaba con intensidad la portería de Rodolfo Cota. El dato revelador es que los felinos acabaron con ¡30 remates! al arco durante el partido.

Remontada de Tigres

Para fortuna de Tigres, los goles llegaron. Tarde, pero llegaron.

Después de maltratar el sistema nervioso de sus aficionados, la jornada comenzaría a volverse mágica y memorable a partir del minuto 90, cuando Jesús Dueñas se mató por una pelota que parecía perdida. Su toque puso el balón dentro del área, donde Carlos González batalló por aire para poder pivotearlo rumbo a Florian Thauvin. El francés vio venir el balón y en una contorsión única, de esas que merecen un canto juglar, anotó el empate.

Entonces, el resultado probablemente no reflejaba los objetivos del equipo, pero cualquier cosa era mejor que una derrota de cara a la revancha que se juega el sábado en Guanajuato.

Sin embargo, este Tigres demuestra semana a semana que es un equipo que nunca deja de pelear. Y ese inconformismo tuvo un nuevo premio a los 95': León volvió a dormirse en un balón aéreo y André-Pierre Gignac se elevó para acolchárselo a Carlos González, quien de zurda desató una fiesta inolvidable en Nuevo León. 

Miguel Herrera justificó el triunfo en la "determinación" de sus jugadores, resumiéndolo así: "Metimos gente que entró a hacer lo que tiene que hacer. No tengo un 11, tengo 25 jugadores dispuestos a entrar y partirse el alma", afirmó.

Resumen Tigres vs León

Videos you might like